Tomotaka Takahashi en The Robot Museum

Tomotaka Takahashi en The Robot Museum

Takahashi ha desarrollado algunos de los robots más importantes de los últimos años y todos con características muy reconocibles:humanoides de pequeño tamaño, en torno a los 40 centímetros. Puede que Astroboy, el robot que inspiró al diseñador desde pequeño, tenga algo que ver en la creación de autómatas de talla pequeña. “Su aspecto es lo suficientemente amigable como para saber que no querrán destruir el mundo”, bromea Takahashi.

El aspecto social siempre ha estado presente en todas sus creaciones: Kirobo, por ejemplo, es el primer robot que fue al espacio con una misión comunicativa. La empresa Toyota fue la responsable de elaborar un robot de comunicación que permaneció en la estación espacialun año y medio desde su llegada en 2013. Aún más pequeño es el famoso robot Evolta, creado para una campaña de Panasonic que, con sólo 17 cm, consiguió escalar el Gran Cañón en 6 horas y 40 minutos.

El diseñador japonés también fue el encargado del diseño de las diferentes versiones de Vision, el campeón consecutivo de las ediciones del 2004 al 2008 de la RoboCup, una competición internacional de robots autónomos para promover las aplicaciones robóticas. “Los autómatas eran capaces de jugar al fútbol identificando los objetos mediante la forma y el color“, explica Takahashi mientras recuerda cómo en una ocasión tuvieron que frenar a los robots que iban directos a por el globo naranja de una niña que había aparecido entre el público.

Robohon es el ultimo robot creado por tomotaka takahashi

Si hablamos de puntos y aparte en el concepto que tenemos sobre los robots, Takahashi recuerda que Robi, un robot con 20 motores y que funciona por reconocimiento de voz, ha sido el robot más vendido en Japón, con más de 150.000 unidades. “Puedes interactuar con él, habla, se presenta, baila, hace flexiones…”. Diseñado también por él, se trata de un robot pensado para utilizarlo en un ámbito doméstico.

Takahashi quiere ir un paso más allá en esta nueva concepción donde el robot conviva con los seres humanos. “Queremos buscar una nueva era donde poder compartir la vida con los robots”, reconoce. Para ello el creador de robots propone a Robohon como nexo entre tecnología, necesidades sociales e innovación. “En pocos años, todos llevaremos un robot en nuestro bolsillo“, pronostica. De momento, nos quedamos con su impronta en THE ROBOT MUSEUM. Hasta que Vd. quiera, Takahashi-san.